NOSOTROS

Desde 1900

Fue en 1900 cuando a la edad de 8 años Don Sabino M. Infante comenzó a trabajar en la casa alemana Wagner & Levien, la primera tienda de instrumentos musicales y la de más renombre en la Guadalajara del principio del siglo pasado. Don Sabino transmitió todo su conocimiento a su hijo Mario, el único de varios herederos que desde niño mostró interés por el instrumento. Don Mario heredó de su padre, además del amor por los pianos, el talento para trabajar en este noble oficio. Desde 1940 se ha dedicado a la venta, afinación y restauración de pianos, labores que ahora continúan sus hijos en Pianísimo, empresa establecida ya legalmente en 1992.

Es por eso que hablar de Pianissimo es hablar de tres generaciones dedicadas a los pianos, un instrumento clásico por excelencia. Con este compromiso don Mario y sus hijos tienen la tarea de continuar con la tradición de calidad y servicio que inició don SABINO en la Casa Wagner & Levien; calidad y servicio que sólo una empresa con más de 100 años de dedicación puede garantizar: Pianissimo. Actualmente nuestra empresa se dedica a proveer y equipar orquestas, escuelas de música y dependencias de gobierno con instrumentos musicales de calidad única.

Somos Distribuidor en México de Pianos de diseño, conoce más